La Linterna del Traductor

EDITORIAL

LA VOZ DE ASETRAD

CORRECCIÓN

INTERPRETACIÓN

Te lo he dicho por activa y por pasiva. Debate: ¿cabinas puras o both-ways?

TECNOLOGÍA APLICADA A LA TRADUCCIÓN

TRADUCCIÓN CIENTÍFICA Y TÉCNICA

TRADUCCIÓN LITERARIA

Escritores traductores

Reseñas

TRADUCCIÓN AUDIOVISUAL

TRIBUNA UNIVERSITARIA

La universidad en primera persona

PANORAMA

Otras asociaciones

El dedo en el ojo

Reseña de la 3.ª Conferencia Internacional de IAPTI

VENA LITERARIA

COLOFÓN

No solo de pan vive el traductor

Las ilustraciones de este número

CONTEXTO

CONTRAPORTADA

Panorama

Reseña de la 3.ª Conferencia Internacional de IAPTI

Los días 5 y 6 de septiembre de 2015 tuvo lugar la 3.ª Conferencia Internacional de IAPTI en Burdeos. Profesionales de la traducción de todo el mundo se dieron cita en Francia para compartir, aprender y disfrutar. He aquí una pequeña crónica de lo que allí ocurrió o, más bien, de cómo una servidora lo vivió.

Sabela Castro
Sabela Castro es licenciada en Traducción e Interpretación por la Universidad Autónoma de Madrid e Intérprete de Conferencias por la National University of Ireland Galway. También es traductora jurada de inglés y se dedica desde el año 2010 a la traducción e interpretación en varios sectores: marketing, negocios, educación y cultura, con especial predilección por la industria musical: traducción, interpretación, localización y subtitulado en música clásica. @sabela_castro.

¿Hay alguna manera mejor de aunar trabajo y placer networking y turismo— que asistir a una conferencia internacional de traductores e intérpretes? Si a alguien se le ocurre, por favor, que me escriba y me lo cuente, que lo añado a mi lista.

Llevo relativamente poco en el mundo de la traducción —justo ahora hace apenas un lustro que me licencié—, por lo que intento seguir religiosamente los consejos de traductores más curtidos en estas lides, y a la práctica de uno de ellos me entrego con especial afición: el networking.

Soy miembro de IAPTI desde el verano pasado y ya entonces tuve la oportunidad de asistir a la segunda conferencia internacional de la asociación, en Atenas. Aquella era la primera vez que me aventuraba en el networking allende los mares y, por supuesto, fue muy especial.

Después de mi experiencia en Atenas, llegué a Burdeos con muchas ganas y con unas expectativas muy altas pero, como dicen ahora en los títulos de los vídeos para darle más emoción: jamás podría imaginarme lo que allí ocurrió.

La conferencia en sí duró dos días, pero incluyó una jornada previa de talleres y una posterior de excursiones.

Una de las novedades con respecto a la conferencia de 2014 fue precisamente la jornada previa con talleres y la fiesta previa a la conferencia. La mañana del 4 de septiembre hubo dos talleres simultáneos impartidos por dos ponentes de lujo: con Sameh Ragab (traductor para las Naciones Unidas y el Banco Mundial) aprendimos a manejar algunas herramientas y programas indispensables que todo traductor debería conocer y con István Lengyel (el fundador y director general de Kilgray) aprendimos los secretos de MemoQ. Por la tarde, se organizó un taller de escritura creativa con Michel Ducom, ya en casa de Attila Piroth, el organizador de la conferencia y vicepresidente de la comisión de ética de IAPTI.

Después del taller, hasta los más tímidos pudieron soltarse la melena en la fiesta organizada en casa de Attila, con cata de vino y música en directo incluida. Quizá sea necesario explicar que la planta baja de su casa es un espacio diáfano convertido en una especie de museo y centro de arte donde, a menudo, se organizan exposiciones, cursos y conciertos varios.

Al día siguiente —ya todos mucho más amigos después de la fiesta del día anterior—, comenzaron las ponencias.

La ponencia de apertura, por el excelente orador David Bellos, fue una profunda y divertida reflexión sobre algunos de los retos a los que a veces se enfrenta un traductor literario. En ese mismo acto se le nombró miembro honorífico de la asociación.

Después de la conferencia de apertura, comenzaron el resto de las ponencias, dos a la vez en salas diferentes. Ahí empezaron los dilemas: ¿cómo dividirse físicamente para no perderse ninguna intervención? La respuesta a la pregunta retórica es evidente y se complica mucho más a la vista del alto nivel de las charlas. Excelente, como siempre, fue la ponencia de Kevin Lossner sobre otros posibles usos de las herramientas TAO, como la edición y la redacción.

Este año, la oferta de interpretación fue mucho más amplia, para regocijo de los que nos dedicamos a ella: hubo varias ponencias sobre cómo fijar nuestros honorarios, sobre la interpretación jurídica o sobre nuevas tecnologías para la toma de notas y artilugios varios, impartidas por profesionales de la talla de Tony Rosado, Heidi Cazes-Sevilla, Josh Goldsmith y Marc Orlando, entre otros.

La cena de gala del sábado en el hotel del congreso, el Hotel Mercury, fue amenizada por música en directo y hubo algunos valientes que hasta se animaron a cantar y a echar unos bailes en la pista. Fue la ocasión perfecta para saludar a aquellos con los que aún no habíamos tenido ocasión de hablar.

Este año hubo una mayor representación española, con un montón de caras conocidas de traductores y de intérpretes de nuestro país o afincados en él, con quienes tuve la suerte de coincidir en las pausas del café o en las comidas. Incluso, entre los patrocinadores estaba presente Cálamo y Cran, con Antonio Martín a la cabeza.

Las mesas redondas fueron otra novedad de esta edición. Hubo una mesa redonda de asociaciones, con una considerable representación española (APTIC, Xarxa y Red Vértice), y otra mesa redonda, colofón final de la conferencia, que reunió a personalidades de la talla de Maya Hess —de Red-T— y Linda Fitchett —antigua presidenta de AIIC— para hablar sobre la situación de traductores e intérpretes en zonas de conflicto.

Otra de las novedades de esta edición y, en mi opinión, otro de los aciertos, fue la contratación de un fotógrafo profesional y la publicación de las fotos del congreso en su página de Facebook.

El domingo 5 de septiembre, el congreso se despidió con una cena en un restaurante del centro de Burdeos y una visita nocturna en bicicleta por la ciudad para los más aventureros. Como actividad extra, el lunes 6 se organizó una visita guiada por el centro de Burdeos y una excursión a los viñedos de Saint-Émilion.

En esta tercera edición de la Conferencia Internacional de la asociación IAPTI, se ha ampliado la oferta de actividades sociales, se ha aumentado la calidad y la variedad de las ponencias y se han incluido talleres y mesas redondas. Desde aquí, aprovecho para dar las gracias a la organización del congreso y a la junta directiva de la asociación por su impecable trabajo y les felicito por superar con creces las expectativas creadas después de la conferencia de Atenas. Quisiera hacer una mención especial para Aurora Humarán, la presidenta de IAPTI, una mujer luchadora y entrañable a partes iguales, que predica con el ejemplo y que es el alma de la asociación.

Si tuviera que ponerle alguna pega, podría ser el precio, ya que 300 € por asistir a una conferencia —talleres y cenas sociales aparte— quizá no esté al alcance de todos. A mí, personalmente, me compensa, así que espero repetir el año que viene y poder contarlo.

Es obvio que, en una profesión tan globalizada como la nuestra, estar en contacto con otras realidades distintas a la de nuestro país es algo imprescindible. Hoy en día, las redes sociales, las listas de distribución e internet, en general, nos ayudan a llegar a colegas y clientes fuera de nuestro país, pero no hay nada como salir de él y conocer en persona a compañeros de profesión. A mí me ayuda a poner las cosas en perspectiva, a explorar nuevas posibilidades de trabajo y me llena de ideas para seguir en esta profesión con más ganas todavía. Trabajo y placer, ¿qué más se puede pedir?

Volver arriba

Compartir
Reproducción parcial o total de contenidos o ilustraciones sólo con autorización por escrito de la redacción y citando autor y fuente.