La Linterna del Traductor

EDITORIAL

Renovarse o morir

LA VOZ DE ASETRAD

CORRECCIÓN

INTERPRETACIÓN

Te lo he dicho por activa y por pasiva. Debate: ¿cabinas puras o both-ways?

TECNOLOGÍA APLICADA A LA TRADUCCIÓN

TRADUCCIÓN CIENTÍFICA Y TÉCNICA

TRADUCCIÓN LITERARIA

Escritores traductores

Reseñas

TRADUCCIÓN AUDIOVISUAL

TRIBUNA UNIVERSITARIA

La universidad en primera persona

PANORAMA

Otras asociaciones

El dedo en el ojo

VENA LITERARIA

COLOFÓN

No solo de pan vive el traductor

Las ilustraciones de este número

CONTEXTO

CONTRAPORTADA

Editorial

Renovarse o morir

Cada vez que uno vuelve de un encuentro de Asetrad, lo hace con las pilas cargadas. Es cierto que suelen ser jornadas agotadoras, con actividades formativas, culturales y lúdicas concentradas en muy poco tiempo, pero creo que somos muchos los que hacemos el trayecto de regreso a casa pensando que por nada del mundo nos vamos a perder el siguiente encuentro.

Los que estamos implicados en alguna actividad de la asociación solemos aprovechar la oportunidad de encontrarnos en persona con muchos socios para intentar captar «adeptos» para nuestra «causa». Es habitual que regresemos con uno o dos nombres de socios que han manifestado interés en colaborar de alguna forma con La Linterna. Sin embargo, el año pasado, a raíz de la breve exposición que Isabel Hoyos y yo hicimos en el encuentro de Santiago, tras la «degustación» de comisiones de la asociación, pudimos confirmar el enorme interés que despierta la revista entre los socios y las ganas que tienen muchos de unirse a nuestro equipo, aunque sea para colaboraciones esporádicas.

Así pues, en este nuevo número contamos con la ayuda de siete nuevas correctoras, que se suman a las dos anteriores (sí, nuestro equipo de corrección es enteramente femenino) y de tres nuevos responsables de sección (aunque a uno ya lo habíamos «captado» antes de Santiago), además de varios ofrecimientos para ilustrar la revista, escribir artículos y colaborar con la gestión de alguna sección concreta. Queremos expresar nuestro agradecimiento a quienes se acercaron espontáneamente a ofrecernos ayuda. No obstante, como nuestro plan es ambicioso, seguimos abiertos a ofrecimientos y sugerencias.

Además de ampliar el equipo, estamos intentando poner en práctica un sistema de revisión del contenido de los artículos con el objetivo de mejorar la calidad de lo que publicamos. Eso implica alargar algo el proceso desde que recibimos los artículos hasta que se publica la revista, pero creemos que merece la pena y que es algo que les debemos a nuestros lectores.

Aunque nuestra filosofía sigue siendo la de ser una revista que se publica gracias al trabajo voluntario de sus colaboradores, con los años nos hemos dado cuenta de que cargar todo el peso de la maquetación para la versión en PDF en un voluntario no era viable y que La Linterna debía contratar esa labor. La junta de Asetrad comparte esa opinión y, por eso, a partir de este número se contratará a un maquetador profesional.

Nuevos socios voluntarios, nuevos procesos de mejora de la calidad, nueva maquetación profesional: en La Linterna intentamos reinventarnos constantemente para ofrecer con cada número una revista de mayor calidad, con mejores contenidos, que sea un fiel reflejo de la diversidad de nuestra asociación y contribuya a dar a conocer nuestro colectivo.

Bienvenidos los que se suman al equipo y muchas gracias a todos nuestros lectores por seguir ahí un número más.

Elena Pérez

 



Jefa de redacción

 

Si quieres colaborar con nosotros, envía un mensaje a redaccion-linterna@asetrad.org y explícanos en qué área crees que podrías ayudarnos.

Volver arriba

Compartir
Reproducción parcial o total de contenidos o ilustraciones sólo con autorización por escrito de la redacción y citando autor y fuente.