21 junio 2021
Inicio > Número 17 > Congreso XV Aniversario de Asetrad

Congreso XV Aniversario de Asetrad

Los días 17 y 18 de mayo, Asetrad se vistió de gala para celebrar su congreso XV aniversario en el World Trade Center de Zaragoza. Un congreso inolvidable al que acudieron más de doscientos profesionales de la traducción, la corrección y la interpretación de más de una veintena de países diferentes.

En el año 2003, un grupo de veintidós profesionales que solían intercambiar mensajes en la lista de distribución Traducción en España fundó Asetrad, con el deseo de impulsar el reconocimiento de la traducción, la corrección y la interpretación y de defender los intereses de quienes las ejercen. Lo que seguramente este grupo de traductores, correctores e intérpretes desconocía por aquel entonces era que, quince años después, Asetrad sería la asociación de referencia del sector a nivel nacional, con casi mil cuatrocientos socios en todo el mundo.

Asetrad ha sido siempre y será una asociación transparente, dinámica, coherente, abierta y plural donde todo el mundo es bienvenido.

Asetrad ha sido siempre y será una asociación transparente, dinámica, coherente, abierta y plural donde todo el mundo es bienvenido. Asetrad es la casa de los traductores, pero también de los intérpretes y los correctores; de los generalistas, pero también de los grandes especialistas en científico-técnica, audiovisual, literaria, médica, jurídica o económico-financiera; de los veteranos, que llevan muchos años en la profesión y que tienen mucho que enseñar; pero también de los jóvenes, que tienen mucho que aprender, pero también mucho que aportar y mucho que decir en esta asociación. Prueba de ello es su actual junta directiva, probablemente la junta directiva con la media de edad más baja de toda la historia de la asociación. Asetrad es la asociación de aquellos que lucen orgullosos en la pared el título de licenciado o graduado en Traducción e Interpretación, pero también la de todos aquellos licenciados en Derecho, Periodismo, Geografía e Historia, Medicina, Ingeniería, Arquitectura, Veterinaria, Biología o Química que un día decidieron dar un giro a su carrera profesional, formarse y convertirse en grandes profesionales de la traducción, la corrección o la interpretación. Asetrad es la casa de todos. Todos, por suerte, muy diferentes. Todos con ideas, propuestas y puntos de vista muy distintos; pero todos con dos objetivos comunes: defender los intereses laborales de los traductores, correctores e intérpretes y seguir haciendo de Asetrad la asociación de referencia del sector a nivel nacional.

Son muchos los retos que nos quedan por delante, pero también muchos los logros que hemos conseguido entre todos en estos quince años y de los que sentirnos muy orgullosos.

Afortunadamente, no estamos solos en el camino ni en la lucha. Asetrad forma parte de la Red Vértice, plataforma de colaboración y de intercambio de información entre asociaciones mayoritariamente españolas; y también prácticamente desde sus inicios de la FIT, la Federación Internacional de Traductores, que es la voz de los traductores e intérpretes en el mundo y con cuyo apoyo y respaldo siempre ha contado Asetrad. Fue un gran placer para todos nosotros contar esos días en Zaragoza con la presencia de varios delegados de la Red Vértice, así como de Kevin Quirk, presidente de la Federación Internacional de Traductores, y de Annette Schiller, presidenta del centro regional de la FIT en Europa.

No nos olvidemos de que estos son un sector y una asociación caracterizados, entre otras muchas cosas, por una gran presencia femenina.

Fueron dos días llenos de ponencias, mesas redondas, talleres, debates e intercambios de ideas muy interesantes. La junta directiva, en colaboración con el comité científico del congreso, intentó en todo momento que el programa de nuestro congreso XV aniversario fuera un claro reflejo tanto de la profesión como de la asociación. De ahí la gran variedad de temas tratados, todos ellos de actualidad, y, como no podía ser de otro modo, el porcentaje mayoritario de mujeres entre los ponentes, pues no nos olvidemos de que estos son un sector y una asociación caracterizados, entre otras muchas cosas, por una gran presencia femenina. Además, intentamos encontrar el equilibrio entre caras conocidas y caras nuevas entre los ponentes para lograr así responder a las demandas recurrentes de nuestros socios.

Como ha demostrado en tantas ocasiones, Asetrad es también una asociación comprometida que está siempre al lado del más débil y que no sabe mirar hacia otro lado ante las injusticias. Por este motivo, quisimos reconocer la labor encomiable e infatigable de la organización estadounidense Red T en la defensa y protección de los intérpretes en zonas de conflicto y nombrarla así socia de honor. Maya Hess, su fundadora y presidenta, recibió este reconocimiento en un acto tan emotivo como reivindicativo. Me atrevería a decir que no fui la única a la que dejó sin palabras en más de una ocasión ante lo que relataba.

Asimismo, quisimos celebrar nuestro XV aniversario con otra organización que también celebra este año su XV aniversario, Menudos Corazones, la cual trabaja a diario para mejorar la calidad de vida de los niños con cardiopatías y sus familias. Fue un honor para mí entregarle a Aida Ramos, miembro de ambas organizaciones, un donativo en nombre de todos los socios de Asetrad que esperamos ayude a mucha gente.

Los congresos quinquenales de Asetrad se han convertido ya en un referente de los congresos del sector en español.

Los congresos quinquenales de Asetrad se han convertido ya en un referente de los congresos del sector en español, lo cual nos llena de orgullo y nos anima a seguir trabajando con ilusión. Hasta dentro de cinco años, no podremos disfrutar de otro congreso, pero hasta entonces nos quedan nuestros encuentros anuales, que cada año celebramos en una localidad española diferente. El año que viene la localidad que nos acogerá será Elche. Espero volver a ver a muchas caras amigas y conocer a muchas otras allí.

No quisiera terminar este artículo sin agradecer a mis diez compañeros de la junta directiva su esfuerzo, trabajo en la sombra y múltiples desvelos para que todo saliera perfecto; a Celia y a Mariana, nuestra administrativa y contable respectivamente, su dedicación y entrega; a los miembros del comité científico y a los del comité local, su implicación; a los asamblearios reincidentes que acudieron a la asamblea del día posterior al congreso y, sobre todo, a los muchos asamblearios nuevos, el respeto, la calma y el cariño con el que supimos intercambiar ideas, planteamientos y propuestas a veces muy diferentes; y, por supuesto, dar las gracias a todos los que se acercaron a Zaragoza a celebrar nuestro XV aniversario con una sonrisa y tantas ganas de reencontrarse con compañeros y pasarlo bien. Sin todos vosotros, nada de todo esto hubiera sido posible.

Asetrad ha publicado también una reseña oficial. Podéis encontrarla en este enlace:

Recordando el Congreso XV Aniversario de Zaragoza

+ artículos

María es licenciada en Traducción e Interpretación por la Universidad Autónoma de Madrid y cursó el Máster Universitario en Comunicación Intercultural, Interpretación y Traducción en los Servicios Públicos de la Universidad de Alcalá. Traductora-intérprete jurada de inglés, trabaja por cuenta propia para diferentes empresas y organismos públicos.

Defensora acérrima del asociacionismo y asetradera hasta la médula, como ella misma se define, María entró a formar parte de la Junta Directiva de Asetrad en 2013 y, tras pasar por la Vocalía de Formación y la Vocalía de Prácticas Universitarias, ocupa actualmente el cargo de presidenta de Asetrad y de representante de la asociación ante la Oficina de Interpretación de Lenguas, el Ayuntamiento de Madrid, la Federación Internacional de Traductores (FIT) y la Red Vértice.

María Galán
María es licenciada en Traducción e Interpretación por la Universidad Autónoma de Madrid y cursó el Máster Universitario en Comunicación Intercultural, Interpretación y Traducción en los Servicios Públicos de la Universidad de Alcalá. Traductora-intérprete jurada de inglés, trabaja por cuenta propia para diferentes empresas y organismos públicos. Defensora acérrima del asociacionismo y asetradera hasta la médula, como ella misma se define, María entró a formar parte de la Junta Directiva de Asetrad en 2013 y, tras pasar por la Vocalía de Formación y la Vocalía de Prácticas Universitarias, ocupa actualmente el cargo de presidenta de Asetrad y de representante de la asociación ante la Oficina de Interpretación de Lenguas, el Ayuntamiento de Madrid, la Federación Internacional de Traductores (FIT) y la Red Vértice.
Artículo anteriorDe cómo me hice fotógrafo también
Artículo siguienteCorrígeme otra vez

Redes Sociales

956me gustaMe gusta
9,962seguidoresSeguir

Último número

- Advertisement -spot_img

Articulos relacionados