La Linterna del Traductor

EDITORIAL

La importancia de ser visibles

LA VOZ DE ASETRAD

CORRECCIÓN

INTERPRETACIÓN

Experiencias que marcan

TECNOLOGÍA APLICADA A LA TRADUCCIÓN

TRADUCCIÓN JURÍDICA

TRADUCCIÓN EDITORIAL

Traducir... libros de no ficción

Escritores traductores

TRIBUNA UNIVERSITARIA

PANORAMA

Otras asociaciones

El dedo en el ojo

VENA LITERARIA

COLOFÓN

No solo de pan vive el traductor

Las ilustraciones de este número

CONTEXTO

CONTRAPORTADA

Editorial

La importancia de ser visibles

Este número, nos gustaría poner el acento en la importancia del reconocimiento de nuestras profesiones. No es casual que una de las finalidades de Asetrad, recogidas en sus estatutos, sea impulsar el reconocimiento de la traducción, la corrección y la interpretación. Resulta curioso que profesiones tan antiguas como la traducción o la interpretación sigan sin estar debidamente reconocidas y valoradas en la sociedad, y no hablemos de la corrección, cuya existencia probablemente pase desapercibida para la mayoría de los mortales. Las distintas asociaciones del sector intentan que esta situación cambie, pero no resulta una tarea fácil que las personas ajenas a nuestras profesiones sean conscientes de que traducir, interpretar y corregir textos no son actividades que se puedan hacer sin la debida formación (al menos, si se espera que el resultado sea bueno).

Las redes sociales son herramientas estupendas que permiten llegar fácilmente a un público amplio y heterogéneo y, por eso, muchos profesionales las utilizan, no solo para intentar visibilizar su trabajo, sino también nuestras profesiones. Así, han surgido iniciativas como @credítAME - Cita al traductor, que pretende conseguir que se mencione a los traductores en las reseñas de libros que se publican en los medios de comunicación. Aunque pueda parecer sorprendente que algo tan básico suscite polémica, como nos explica Amelia Pérez de Villar en El dedo en el ojo, ha habido voces que han criticado una iniciativa tan loable. Afortunadamente, también hay autores como Murakami, a quien dedicamos la subsección Escritores traductores, que defienden la importancia de nuestra labor y la necesidad de que los lectores tengan la posibilidad de elegir entre varias traducciones de una misma obra, algo que implica que los traductores han de ser visibles.

Pero la falta de reconocimiento de nuestras profesiones no se limita al ámbito literario o editorial. Como nos explica Javier Sancho en la sección de Traducción jurídica, la transposición de la Directiva relativa al derecho a interpretación y a traducción en los procesos penales se realizó con retraso y de forma incompleta, dejando sin definir los requisitos que deben cumplir los traductores e intérpretes que intervienen en dichos procesos. Habrá que ver qué frutos dan las actuaciones que están llevando a cabo las distintas asociaciones profesionales con el objetivo de que el futuro registro de traductores e intérpretes judiciales esté integrado por personas debidamente cualificadas.

Nos queda mucho camino por recorrer, pero todos podemos poner nuestro granito de arena para dar a conocer nuestras profesiones. En La Linterna intentamos publicar artículos útiles para los profesionales, pero también artículos que puedan resultar interesantes a personas ajenas a nuestro sector y que ayuden a visibilizar la labor de los traductores, los correctores y los intérpretes. No creemos que haya que elegir entre #PanYOropel y os animamos a participar con esa etiqueta que hemos ligado al artículo de Amelia Pérez de Villar. Porque merecemos el mismo reconocimiento que cualquier otro colectivo profesional.

Elena Pérez

 

 



Jefa de redacción
La Linterna del Traductor

 

Volver arriba

Reproducción parcial o total de contenidos o ilustraciones sólo con autorización por escrito de la redacción y citando autor y fuente.