La Linterna del Traductor

EDITORIAL

LA VOZ DE ASETRAD

CORRECCIÓN

INTERPRETACIÓN

¿Oído, cocina?

TECNOLOGÍA APLICADA A LA TRADUCCIÓN

TRADUCCIÓN CIENTÍFICA Y TÉCNICA

TRADUCCIÓN EDITORIAL

Traducir...

TRADUCCIÓN AUDIOVISUAL

TRIBUNA UNIVERSITARIA

La universidad en primera persona

PANORAMA

Otras asociaciones

El dedo en el ojo

VENA LITERARIA

COLOFÓN

También de pan vive el traductor

Las ilustraciones de este número

CONTEXTO

Embadurnados de harina: las recetas

CONTRAPORTADA

Contexto

Embadurnados de harina: las recetas

En el número 12 os convocábamos para que nos enviarais vuestras recetas, y nos hemos visto recompensados con estas veintiuna que reproducimos a continuación. Algunas las hemos tenido que recortar o adaptar un poco, porque los autores se habían explayado demasiado y queríamos darles cabida a todas. Hay variedad: postres (¡incluido un cupcake!), ensaladas, verduras, aperitivos, pan, pasteles salados, carnes al horno, pescado… Una curiosidad: algo tendrá el bacalao, cuando tres de nuestros colegas lo han elegido como protagonista.

Para agradecer vuestro esfuerzo, y gracias como siempre al patrocinio de Asetrad, entre los participantes sortearemos, no uno, sino dos libros de la colección Culinaria. Comunicaremos oportunamente a través de listas de correo y redes sociales la fecha y el medio en los que se realizará el sorteo, así como los nombres de los dos afortunados. Muchas gracias a los diecinueve valientes que se han animado a compartir sus recetas. Ahora… ¡a cocinar!

RECETAS

Arrosto

1. Arrosto (carne asada a la italiana)

Marcella Bracco

No sé si se puede considerar una receta improvisada, pero desde luego es fácil y perfecta para hacer cuando se está delante del ordenador. Lo preparas y te olvidas hasta que está listo.

Ingredientes: 1 redondo de ternera atado, dos o tres cebollas, dos o tres dientes de ajo, aceite, vino blanco, sal, enebro y romero.

Preparación: se doran los ajos, con su piel, y la carne (bien churruscadita por fuera). Se añade la cebolla cortada en rodajas gruesas y cuando estén doraditas se añaden la sal, el romero y el enebro (en bayas) y un vasito de vino blanco. Se tapa y se deja a fuego bajísimo durante hora y media (mientras se sigue trabajando). Se sirve caliente, acompañado con patatas al horno o una ensalada.


Pan gostoso

2. Pan gostoso de soro de leite e manteiga

Iria Castro

Este pan xurdiu dunha tarde de sábado chuviñosa na que eu andaba a buscar algunha receita doce. Feito con soro de leite, mel e manteiga, o sabor é moi sutil e é perfecto para comer (a calquera hora!!) co queixo crema que quede despois de facer o soro de leite ou cun pouquiño de marmelada de arandos. Para aquelas e aqueles que lle tedes medo ao amasado, é moi fácil, e unha boa forma de enzoufarse con fariña en familia. A receita está sacada do libro The Handmade Loaf, de Dan Lepard, así que xa non tedes excusa, amasade, malditos!


3. Mouse de chocolate «12 horas»

Margaret Clark

Mouse de chocolate

La mousse convencional tiene el inconveniente de que si no se consume a las 6 horas, la clara se agua. Lo que tiene esta receta de especial es que permite hacer el plato la víspera. Y si sobra, aún dura entre 48 y 72 horas en la nevera en condiciones perfectamente comestibles. La receta no es mía. Me la dio mi suegra, Natalya Rachewsky, quien a su vez la recortó de la revista Elle, versión francesa, en los años 80 (s. xx). En todo este tiempo no he conseguido averiguar el misterio bioquímico del por qué las claras se mantienen intactas...


Tortitas de plátano

4. Tortitas de plátano

Sara Gil

Versión libre de la receta de Jamie Oliver. Es muy fácil hacerlas y en poquito tiempo. Con solo 2 plátanos, 2 huevos, 100 g de harina y una pizca de sal puedes hacer una merienda muy rica. Las puedes acompañar de fruta, sirope, chocolate, nata... o todo a la vez.


Bacalhau Gomes de Sá

5. Bacalhau à Gomes de Sá

Ana Hermida

A receita deste prato bem português pode ser consultada aqui. A única diferença entre o bacalhau da minha fotografia e o desta receita é que este último foi ao forno (é uma opção) e que o meu não tem azeitonas pretas porque o dia da fotografia não tinha em casa. De resto, é um prato português delicioso!


6. Ensalada de remolacha con tarator*

Miguel Jelelaty

Ensalada de remolacha

*Tarator: crema de ajo hecho puré en un mortero con sal, pimienta, limón, aceite de oliva y tahina.

Cierro los ojos. Mi madre pica enérgicamente ajo con sal y pimienta en un mortero. Le añade aceite de oliva virgen, el zumo de un limón y tres cucharadas soperas de tahina libanesa; por descontado, la mejor. Mezcla todo hasta obtener una crema líquida pero consistente. Trocea remolachas recién hervidas y las aliña con esta crema. Abro los ojos, rebaño el plato, me pongo el pan en la boca y Beirut deja de estar tan lejos. El sésamo, el ajo, el aceite y el limón la han traído a mi plato. Destripada, humillada, arruinada y recauchutada, pero sin embargo, fiel a su tradición centenaria de cuna mediterránea de la cocina sana, sabrosa, aromática y estéticamente irreprochable, Beirut me riega los sentidos y me nutre una vez más.

Ingredientes: ajo, sal, pimienta, aceite, limón, tahina, remolacha, nostalgia y mucho amor. Y para decorar, tres pequeñas hojas de menta fresca. Verde sobre morado.


7. Ensalada de espinacas crudas, membrillo y langostinos*

Jenni Lukac

* Se pueden sustituir los langostinos con anchoas.

Ensalada de espinacas

Ensalada: langostinos hervidos y pelados, 1 bolsa de espinacas (preferiblemente baby), 3 huevos duros, cortados en 4 o 6 cuñas, 200 gramos del mejor membrillo que puedes permitirte, cortado en láminas finas, 150 gramos de queso parmesano o manchego curado, cortado en tiras finas, pan para hacer picatostes.

Aliño: 4 cucharadas de aceite de oliva, 1½ cucharadas de miel, 2 cucharadas de vinagre de Jerez, 1 cuchara pequeña de mostaza tipo Dijon, sal y pimienta.

Preparación: limpiar las espinacas y quitarles los tallos largos. Cortar el pan en dedos pequeños y dorarlos en una sartén con un poco de aceite de oliva y hierbas provenzales. Mezclar las espinacas, los langostinos pelados o las anchoas, las láminas de membrillo, las tiras de queso y los picatostes en un bol. Verter el aliño en el bol y mezclar todo bien sin romper el queso y el membrillo. Decorar con el huevo. Suelo medir los ingredientes del aliño según la cantidad de espinacas que pongo en la ensalada y ajustarlo a mi gusto.


8. Bacalhau de fricassé (fricasé de bacalao)

Jesús Negro

Fricasé de bacalao

La receta básica, con alguna variación, está sacada del Livro de Pantagruel, algo así como el Simone Ortega portugués: se hierve el bacalao, se seca bien (reservando el agua del hervor), se pasa por la clara de huevo batida ligeramente a punto de nieve y se fríe. Se fríen ligeramente las patatas y se ponen en el fondo de una fuente, colocando encima el bacalao. En el mismo aceite se fríen ajo y cebolla y cuando comiencen a dorar, se añade harina, parte del agua del hervor y un chorro de vino blanco. Después de hervir un poco, se retira y se añaden las yemas diluidas en agua. Se vuelve a levantar el hervor, agitando. Se retira y se da cuerpo añadiendo manteca y zumo de limón y lima. Se cubre el bacalao con esta salsa y se hierve durante cinco minutos.


9. Hortalizas asadas para toda la semana

(Guarnición para acompañar carnes, pescados o tortilla de patata)

Izaskun Orkwis

Hortalizas asadas

El ingrediente principal es cualquiera de los siguientes: tomates cherry, pimientos enanos, patatas de las pequeñitas, coliflor, berenjena, batata o boniato. Conviene preparar dos o más al mismo tiempo, pero en fuentes separadas. Los tomates cherry, cortados en dos por el ecuador. La coliflor, en arbolitos pequeños. La batata o boniato, pelada y troceada.

Preparación: colocar cada ingrediente en una fuente de horno del tamaño adecuado para que el ingrediente cubra bastante el fondo, sin amontonarse. Rociar con aceite de oliva y sal. En el caso de la coliflor y las patatas, agregar un par de cucharaditas de curry en polvo y, si se quiere, tomillo o romero. Meter en horno caliente a 200 °C durante 45 a 60 minutos, removiendo de vez en cuando. Servir o guardar para otro día.


10. Bizcocho de plátano con chocolate

Tina Parcero

Bizcocho de plátano con chocolate

Ingredientes: 600 g de plátanos maduros, 2 huevos, 100 g de Cola Cao, 100 g de harina, 50 g de azúcar, una pizca de sal, 250 ml de leche, 50 ml de vino quinado o similar, un sobre de levadura química.

Preparación: se baten todos los ingredientes en un bol (procurad pelar antes los plátanos, porque la piel es comestible pero da sueño, según me dicen), mientras se precalienta el horno a 200°. Se engrasa un molde en el que quepa el doble de la masa resultante, porque subirá mucho. Se vierte la masa en él y se mete en el horno. Diez minutos después, se baja la temperatura a 180°. Y paciencia, porque los plátanos son tan cremosos que yo tardé hora y media en decidir que ya estaba harta de esperar a que el bizcocho se secase y en conformarme con una textura similar al pastel de queso. Menos mal que estaba tan rico que valió la pena. ¡Buen provecho!


11. Crema de pimiento amarillo con tropezones de chorizo y láminas de almendra

Mónica Parcet

Crema de pimiento amarillo

Ingredientes: 4 pimientos amarillos, 1 cebolla, 1 cucharadita de azúcar, 500-600 ml de caldo de pollo, chorizo cortado en daditos, almendras laminadas, aceite, sal y pimienta.

Modo de hacerlo:

  1. Pelar y picar la cebolla fina. Lavar los pimientos, quitarles las pepitas, el pedúnculo y las partes blancas, y cortar en tiras.
  2. Poner a calentar un poco de aceite en una cazuela. Sofreír un poco la cebolla en el aceite caliente, añadir las tiras de pimiento y el azúcar, y dejar sudar con la cazuela tapada. Añadir el caldo, llevar a ebullición y dejar cocer hasta que los pimientos estén blandos.
  3. Mientras tanto, cortar el chorizo en daditos pequeños y tostar las láminas de almendra en una sartén sin aceite.
  4. Pasar la sopa con la batidora y rectificar el punto de sal.
  5. Verter la crema en los platos y decorar con los tropezones y las almendras.

¡Buen provecho!


12. Tartaletas de dulce de guayaba y queso

Lidia Pelayo Alonso

Tartaletas de guayaba y queso

En mi primer contacto con la cultura brasileña supe que hay una pizza llamada «Romeo y Julieta» en la que dulce y salado conviven para crear una delicia. Mi versión es un poco más reducida, pero sigue teniendo esa mezcla maravillosa. Además, es muy sencilla: masa de hojaldre cortada en círculos no muy grandes, dados de queso cheddar y mozzarella mezclados con dulce de guayaba. ¡Y al horno! Se sacan después de 20 minutos, más o menos, y ya solamente queda esperar a que se enfríen un poco. Son perfectas para meriendas, cenas informales, cafés con amigos o, bueno, para casi cualquier ocasión.


13. Tomates rellenos

Martin J. Perazzo

Tomates rellenos

Ingredientes: arroz blanco cocido, tomates, mayonesa. Se puede agregar jamón york cortado en daditos, pimiento rojo picado, cebolla picada, apio, etc.

Preparación: se mezcla en un bol el arroz (ya frío) con la mayonesa y se agregan daditos de jamón york, pimiento, cebolla… o lo que más guste. Salpimentar. Se cortan los tomates por la mitad y se vacían. Se rellenan los tomates con la mezcla de arroz y mayonesa. Se espolvorea con un poco de pimentón y se mantienen los tomates rellenos en la nevera hasta el momento de consumirlos.


14. Sobrasada vegana

David Pinheiro

Sobrasada vegana

A este preparado se le conoce como sobrasada vegana, aunque en realidad de sobrasada no tiene nada... No nos engañemos: no es lo mismo. Sin embargo, está de muerte y vale por ella misma. Además, es increíblemente sencilla de preparar y a mí ya me ha sacado de más de un apuro en compromisos sociales. :-)

Ingredientes: 1 bolsa de tomates secos (se dejan en remojo durante toda la noche y al día siguiente se pelan y se escurren un poquito), 4 cucharadas soperas de aceite de oliva del bueno, 1 puñado (generoso) de piñones, 1 cucharadita de postre de sal, 1 cucharadita de postre de pimentón, preferentemente ahumado o picante (el dulce no queda bien en esta receta), 1 diente de ajo (sin el nervio). La cantidad de ajo dependerá de si usamos pimentón ahumado o picante: es mejor empezar con menos y añadir más al final, si hace falta.

Preparación: se tritura todo junto. No tiene ningún misterio. :-) Para la presentación, he usado estas tacitas, pero también se pueden usar tostadas. El pistacho, además de darle un toque más divertido, aporta sabor y textura.


15. Pastel de queso

Dolors Planiol

Pastel de queso

Ingredientes: 200 gramos de queso crema (Philadelphia, mascarpone, etc.), 3 huevos, 6 cucharadas de azúcar blanco, 3 cucharadas de Maizena, 2 yogures naturales, 1 yogur de limón.

Preparación: precalienta el horno a 180 °C. Echa todos los ingredientes en un cazo y bate con mucho cariño hasta que no queden grumos. Pasa la mezcla a un molde (recuerda que lo mejor de hacer pasteles es poder relamer el cazo). Hornea el pastel durante unos 30 minutos o hasta que empiece a quedar doradito; dependiendo del horno puede tardar un poco más. Ponlo encima de una rejilla para que se enfríe. En casa nos gusta más cuando ha reposado unas horas en la nevera. Es muy importante que para comértelo te relajes y disfrutes del momento, te sabrá mucho mejor y, de paso, descansarás un ratito.


Cupcakes de Oreo

16. Cupcakes de Oreo

Juan Pedro Ruiz Guillén

Os mando esta foto de unos cupcakes de oreo que hice hace poco con la receta de este blog. Si hay algo que me desestresa entre subtítulo y subtítulo es ponerme a hacer algo de repostería un domingo por la mañana.


17a. Ensalada de salmón

María Sampedro

Ensalada de salmón

Ingredientes: 1 bolsa de canónigos, 1 paquete de salmón ahumado, 5 palitos de surimi, 4 palmitos, aceite, sal y pimienta.

Preparación: en una ensaladera echa los canónigos, los palitos de surimi a tiritas, el salmón a trocitos y los palmitos a rodajitas. Después aliñas la ensalada con sal, pimienta recién molida y aceite. Solo queda mezclar y servir. Si no te gustan los canónigos, también puedes prepararla con lechuga, con mézclum o incluso con endivias.


17b. Pastel de jamón york y queso

María Sampedro

Pastel de jamón y queso

Ingredientes para la masa: 5 huevos, 1 y ½ vasos de harina, 1 y ½ vasos de leche, ½ vaso de aceite, 1 sobre de levadura Royal, sal.

Ingredientes para el relleno: jamón york, queso en lonchas.

Preparación: bate con la batidora todos los ingredientes de la masa. Te quedará una masa bastante líquida. Unta con mantequilla un molde que pueda ir al horno y vierte la mitad de la masa. Cúbrela con una capa de queso en lonchas, una de jamón de york y otra de queso en lonchas. Echa por encima el resto de la masa. Mete el molde en el horno precalentado a 180 °C durante 20 minutos.


17c. Lomo al horno con leche

María Sampedro

Lomo con leche

Ingredientes: 1250 g cinta de lomo en una pieza, 7 dientes de ajo, 12 granos de pimienta negra, 250 g aceite, 1 cacillo de orégano, sal, pimentón de La Vera, ½ litro de leche.

Preparación: introduce en el vaso de la batidora los ajos, la pimienta, la sal, el pimentón de La Vera y lo trituras todo. En un cazo pones el orégano y lo tuestas, pero sin que se queme, porque entonces amarga. Añade el orégano y mézclalo con una cuchara de madera. En una fuente coloca el lomo y recúbrelo completamente con esta preparación. Tapa la fuente con film transparente y déjalo en la nevera macerando tres días. Dale la vuelta al lomo y déjalo otros cuatro días más. Vierte la leche alrededor del lomo y mételo en el horno a 200 °C durante unos 40 minutos. Ahí, cada horno es un mundo. Corta el lomo en lonchas y sírvelo acompañado de puré de patatas. Si te sobra lomo, lo puedes servir frío de la nevera como un fiambre o caliente.


18. Bacalao con pisto

Llorenç Serrahima

Bacalao con pisto

Ingredientes para dos personas: una berenjena y un calabacín de buenas dimensiones, medio pimiento rojo, medio pimiento verde, una patata y una cebolla pequeñas, tres lomos de bacalao a punto de sal.

Preparación: en una sartén, tostar un diente de ajo. Retirar el ajo e ir friendo los lomos a fuego medio, dándoles varias vueltas para que se hagan por dentro sin quemarse por fuera. Cortar las verduras a tacos. Freírlas a fuego medio hasta que estén hechas a gusto del consumidor (pero con poca sal). Servirlo todo en un plato y echar sobre el pisto un chorrito de vinagre de Módena y otro de miel, sin mezclarlos. Disfrutar de la mezcla de sabores ácido, dulce y salado mientras nos vayan sorprendiendo en la boca.


19. Leche frita

Carolina Smith de la Fuente

Leche frita

Julio ha sido uno de esos meses de trabajo en los que toca recurrir en más de una ocasión al clásico traductoril de la pasta con atún. Pero para la barbacoa con la familia de mi pareja no me valía una ensalada de pasta; era la primera vez que iba a cocinar para ellos y tenía que quedar bien. Así que me tocó recurrir a otro clásico, el materno. Mi madre siempre hacía leche frita cuando venían visitas, y ese suave regusto a limón y canela es algo que asocio a las ocasiones especiales. La receta de mi madre se parece mucho a la de este blog. Consejo: queda mejor cuando espesa a fuego suave. Guárdate unas cuantas dudas de la traducción que tengas entre manos, te vendrá la inspiración removiendo la leche.

Volver arriba

Reproducción parcial o total de contenidos o ilustraciones sólo con autorización por escrito de la redacción y citando autor y fuente.