17 abril 2024
Inicio > Número 26 > Reseña del taller sobre técnicas y soportes para la corrección editorial de Mercedes Tabuyo

Reseña del taller sobre técnicas y soportes para la corrección editorial de Mercedes Tabuyo

Logotipo del Congreso 20.º Aniversario de Asetrad.

En su taller «Actualización de técnicas y soportes para la corrección de textos en el sector editorial», Mercedes Tabuyo nos presentó el mundo de la corrección editorial a todo color y nos abrió las puertas a nuevas técnicas y soportes que hicieron las delicias de todas las asistentes, veteranas y principiantes de la corrección, por igual.

Cartel del taller.

Los pasados 11 y 12 de mayo tuve el placer de poder escaparme de mis quehaceres diarios para unirme a mis compañeras de Asetrad en su vigésimo aniversario. ¡Ya habían pasado diez años desde mi primer congreso en Toledo! La experiencia de otros congresos siempre da perspectiva, sabes identificar mejor los temas que te interesan y los ponentes que no te puedes perder.

Así fue como, al ver la oferta de talleres, no pude resistir la tentación de apuntarme al que impartía Mercedes Tabuyo, titulado «Actualización de técnicas y soportes para la corrección de textos en el sector editorial». La sigo desde hace años por su impresionante carrera y sus amplios conocimientos del lenguaje y la corrección, y disfruto a diario con su generosidad en las redes, en las que comparte sus famosas #tabufichas. Además, ya había participado en un curso que impartió en 2018 con Asetrad y había caído rendida ante sus habilidades como docente.

Ya había participado en un curso que impartió en 2018 con Asetrad y había caído rendida ante sus habilidades como docente.

Mercedes Tabuyo es licenciada en Humanidades por la Universidad de Alcalá y cuenta con veinte años de experiencia como correctora ortotipográfica y de estilo, además de como formadora de correctores.

El objetivo del taller era presentar las diferentes herramientas que se pueden utilizar para la corrección, desde las más comunes y demandadas a las más recientes y prácticas para usar en todo tipo de soportes y adecuadas a los tiempos actuales.

El enfoque del taller era práctico. Merche ya nos había hecho llegar a los asistentes con anterioridad instrucciones para descargar algunas aplicaciones en nuestras tabletas, así como un par de textos para que nos familiarizáramos con ellos.

Mercedes Tabuyo impartiendo el taller.

Tras una parte más teórica en la que repasamos el proceso de producción (plazos, flujos, intervinientes, fases, etc.), nos pusimos manos a la obra con las diferentes herramientas para la corrección de textos. Para una muggle de la corrección editorial como yo, fue muy esclarecedor tener una visión general del proceso y contar con los comentarios de las asistentes, muchas de ellas grandes correctoras, que aportaron puntos de vista muy interesantes.

Después de pocos minutos éramos capaces de indicar correcciones y marcar el texto para su posterior modificación.

En esta parte práctica, nos organizamos por parejas o grupos pequeños en torno a tabletas y teléfonos móviles para probar algunas aplicaciones para trabajar con archivos PDF, con las que se pueden hacer auténticas maravillas. Todas pudimos ir siguiendo los pasos que nos indicaba Merche y comprobar la facilidad con la que después de pocos minutos éramos capaces de indicar correcciones y marcar el texto para su posterior modificación. Las aplicaciones ofrecían funciones de todos los colores y modalidades.

Se generó debate respecto a las ventajas y los inconvenientes de la corrección más manual (en papel, la de toda la vida) y la corrección digital. Es evidente que las preferencias de nuestros clientes y las limitaciones de nuestros equipos tienen un gran peso en que nos inclinemos hacia una variante u otra.

La corrección no tiene por qué quedarse anclada en el pasado, los tiempos cambian y con ellos la tecnología y nuestros conocimientos.

En este caso, Merche fue un paso más allá y nos ofreció una versión que podríamos llamar 3.0. Se acabó la era de corregir exclusivamente en papel y con boli rojo, las correcciones difíciles de borrar o en soportes arcaicos. ¿Os imagináis poder adjuntar una nota de voz o una captura de pantalla o enlace que remita a la norma que justifica el cambio? ¿Os imagináis poder corregir con un lápiz digital en una tableta en cualquier lugar? ¿Por qué ceñirse a un único color cuando podríamos utilizar un arcoíris de colores para marcar cada tipología de error? La corrección no tiene por qué quedarse anclada en el pasado, los tiempos cambian y con ellos la tecnología y nuestros conocimientos. ¡Qué suerte tener compañeras tan ingeniosas como Merche que impulsan cambios y nuevas prácticas en el sector! ¡Qué suerte poder juntarnos periódicamente y compartir y aprender juntas! ¡Larga vida a Asetrad!

Irene Marinas
Irene Marinas Rodríguez
+ artículos

Es licenciada en Traducción e Interpretación (UCM), cuenta con un máster en Traducción Audiovisual (UAB) y es traductora jurada de francés. Tras unos años en el frente de las agencias de traducción, se lanzó a la vida autónoma mercenaria como traductora y revisora del francés, inglés e italiano sobre casi cualquier tema imaginable. Colecciona cursos de idiomas a los que dedica muchas horas, y de los que nunca traducirá, por amor al arte.

Irene Marinas Rodríguez
Irene Marinas Rodríguez
Es licenciada en Traducción e Interpretación (UCM), cuenta con un máster en Traducción Audiovisual (UAB) y es traductora jurada de francés. Tras unos años en el frente de las agencias de traducción, se lanzó a la vida autónoma mercenaria como traductora y revisora del francés, inglés e italiano sobre casi cualquier tema imaginable. Colecciona cursos de idiomas a los que dedica muchas horas, y de los que nunca traducirá, por amor al arte.

Redes Sociales

956me gustaMe gusta
10,638seguidoresSeguir

Último número

- Advertisement -spot_img

Artículos relacionados