12 abril 2024
Inicio > Número 26 > Reseña del taller «Interpretación simultánea remota (ISR)» del Congreso 20.º Aniversario de Asetrad

Reseña del taller «Interpretación simultánea remota (ISR)» del Congreso 20.º Aniversario de Asetrad

Logotipo del Congreso 20.º Aniversario de Asetrad.

El éxito de un taller práctico depende muy a menudo de la ilusión y las ganas de compartir de sus participantes: unos ingredientes que desde luego no faltaron en el taller «Interpretación simultánea remota (ISR)» impartido durante el Congreso 20.º Aniversario de Asetrad.

A veces los talleres no son todo lo largos que a un formador le gustaría. Ese podría ser el escueto resumen del taller de interpretación remota que impartimos en Las Palmas.

A veces, las interpretaciones remotas no salen como deberían. O como nos gustaría al cuerpo de intérpretes que salieran. Igualmente, a veces los talleres no son todo lo largos que a un formador le gustaría. Ese podría ser el escueto resumen del taller de interpretación remota que impartimos en Las Palmas con ocasión del Congreso 20.º Aniversario de Asetrad. La ilusión de cada participante, un tema muy interesante (caso práctico de presentación en remoto sobre interpretación humanitaria por parte de la compañera Maura Radicioni, también ponente del congreso con una presentación titulada «Training humanitarian interpreters: A case study of an Italian NGO»), un entorno festivo y el afán nuestro y de cada asistente por escuchar y compartir experiencias bien habría podido ocupar horas y horas de un (ya) caluroso mes de mayo. Y aunque no pudo ser, por cuestiones logísticas ajenas a la excelente organización asetradera, creemos que en general quienes nos dimos cita en el taller 4 aquel día nos quedamos con buen sabor de boca.

El grupo de asistentes fue de lo más variopinto. Como en la vida real, cada intérprete tenía su bagaje y su experiencia o falta de ella.

El grupo de asistentes fue de lo más variopinto. Como en la vida real, cada intérprete tenía su bagaje y su experiencia o falta de ella, cada participante afrontó dificultades distintas (velocidad, acento de la ponente, terminología, cuestiones de calidad de sonido de sus auriculares, ambiente ruidoso en la sala contigua, problemas de conexión, actualizaciones fallidas del software…), pero como sucede también en la vida real, comentar en grupo los escollos, compartir soluciones que han sido útiles en primera persona y algo tan sencillo como crear un generoso y respetuoso grupo de WhatsApp resultaron ser medidas útiles y positivas.

La capacidad de utilizar y explotar al máximo nuestra voz, la GRAN herramienta de la que disponemos y que nos puede hacer sobresalir y brillar.

Faltó, eso sí, algo más de tiempo para profundizar en muchos aspectos que consideramos esenciales para poder ofrecer una interpretación de calidad: ante todo, el correcto manejo de las nuevas tecnologías y de las herramientas que tenemos a nuestra disposición para enfrentarnos a una remota, así como la capacidad de no entrar en pánico si aquella tecnología falla o simplemente no es todo lo buena que nos gustaría; pero también, el dominio del tema de la conferencia, con su terminología, su contexto y sus matices, y, como no, la capacidad de utilizar y explotar al máximo nuestra voz, la GRAN herramienta de la que disponemos y que nos puede hacer sobresalir y brillar si sabemos modularla y aprovecharla a nuestro favor. Fue una pena no poder dedicar más tiempo a estos y otros temas, lo que sin duda habría hecho del taller una reunión de gran provecho para todo el grupo, aunque quizá esos pequeños e inesperados problemas logísticos no fueron sino una simulación más de lo que puede pasar en un trabajo real, ya sea en remoto o presencial.

En algunas ocasiones, quienes nos dedicamos a la interpretación vivimos experiencias excelentes y, en otras, aprendemos que hasta de las situaciones más variopintas es posible extraer lecturas positivas o contactos prometedores, trabar amistades y colaboraciones profesionales fructíferas, y adquirir conocimientos inesperados.

Por nuestra parte, no podemos sino agradecer la oportunidad que se nos brindó de organizar un taller que, posiblemente, consiguiera mucho más de lo que nos pudo parecer en un primer momento.

Marcella Bracco
Marcella Bracco
+ artículos

Licenciada en Traducción e Interpretación (Universidad de Bolonia) y máster en Traducción, Interpretación y Tecnología (Universidad Menéndez Pelayo, Santander). Marcella lleva más de 20 años trabajando como intérprete autónoma en el mercado español y europeo. Entre sus especialidades destaca la interpretación en los ámbitos médico, político y empresarial (en sectores como la moda, el deporte y la construcción). Sigue formándose y ampliando sus horizontes, dedicándose en especial a descubrir cómo las nuevas tecnologías pueden ayudar a mejorar la calidad de su trabajo diario de intérprete de conferencias.

Marcos Randulfe
Marcos Randulfe Sánchez
+ artículos

Licenciado en Traducción e Interpretación (Universidad de Salamanca) y máster en Interpretación de Conferencias (Universidad de Bradford, Reino Unido). Ha cursado formación complementaria en el Institut Libre Marie Haps (Bruselas) y en los campos de la voz, el protocolo y la gestión de proyectos. Profesional freelance con amplia experiencia para clientes privados, agencias, ministerios y organismos internacionales. Trabaja en modalidad presencial y remota e imparte ocasionalmente cursos de interpretación, traducción audiovisual y voz para intérpretes.

Redes Sociales

956me gustaMe gusta
10,638seguidoresSeguir

Último número

- Advertisement -spot_img

Artículos relacionados